Mi testimonio como tutor de Prepanet

Mi testimonio como tutor de Prepanet.

Por Paulina González Cantú, Tutora de Taller de lectura y redacción I

Imagen

En este, mi primer tetramestre como tutora de Prepanet, me he convencido que ayudar a los demás te llena de satisfacciones. Al principio pensé que sería fácil, pues al escuchar el término “en línea” pensé que no exigiría mucho. Conforme han pasado los días me he convencido de que ser tutor en línea no es fácil. Se requiere de un gran compromiso para poder ser un tutor y realmente hacer un buen trabajo. La comunicación es esencial, pues al estar lejos de los alumnos la única manera de motivarlos es por mensajes o correos electrónicos.

El primer día me sentí confundida, pues no sabía si debía enviar un mensaje, calificar las actividades que se mostraban, tuve algunos problemas con la plataforma, entre otros varios problemas que se presentaron. Es normal, después de platicar con otros compañeros todos tuvimos el mismo nerviosismo. Al fin de cuentas, tienes en tus manos a 10 alumnos que debes motivar para que sigan adelante con sus estudios y no se den por vencidos. Ese era el principal motivo por el cual me sentía tan responsable y nerviosa por empezar mi labor como tutora.

Después de algunos días ya se hace costumbre meterte a la plataforma y revisar tus mensajes o el centro de calificaciones. El recibir mensajes con dudas de mis alumnos me ponía de buen humor pues eso mostraba su interés y responsabilidad por seguir con su curso. En el primer examen parcial estuve al pendiente de que no tuvieran problemas con el examen o con la plataforma. Para mí lo más importante era enviar la retroalimentación lo antes posible y con mensajes personalizados para motivar a mis alumnos. Es importante ser puntual, pues ellos hacen un esfuerzo por enviar actividades y presentar sus exámenes puntualmente y lo menos que podemos hacer nosotros es revisarlas y calificarlas puntualmente.

El día que recibí un buen comentario de uno de mis alumnos me convencí de que he hecho un buen trabajo. Uno de mis alumnos me envió un mensaje agradeciéndome los comentarios que hice sobre su examen parcial. Me dijo que mis palabras lo motivaban y que apreciaba mi tiempo. Este comentario me conmovió y me di cuenta de que por lo menos he dejado mi marca en uno de mis alumnos.

Me siento satisfecha con el desempeño de mis alumnos y el mío. Ha sido una experiencia que me ha llenado de bienestares. Me encantaría seguir formando parte de esta experiencia y no solamente hacerlo por completar mis horas de servicio social, sino hacerlo por gusto para sentirme bien conmigo misma. Se que la falta de educación juega un papel importantísimo en la situación actual de México. Con mi labor como tutora siento que estoy poniendo mi granito de arena para ayudar a México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s