Tutoreo en Línea: tips para ser un buen tutor.

Tutoreo en Línea: tips para ser un buen tutor.

Hay personas que afirmar que todas las personas que se nos cruzan en nuestras vidas, están ahí porque pueden tener dos propósitos: nosotros tenemos que aprender algo de ellas o nosotros tenemos algo que enseñarles. Como tutores Prepanet “aparecemos” para enseñarles algo a los alumnos que tienen como meta terminar su carrera. Por lo tanto, las personas que enseñan, como los tutores, tienen una responsabilidad importante, ya que vamos a influir en la vida de otras personas. Debido a esta responsabilidad que tenemos como tutores y la experiencia que he tenido como uno, he decidido escribir este artículo para compartir algunos Tips que me han servido a lo largo de mi experiencia como tutor.
De acuerdo a mi experiencia, considero que hay 4 tips fundamentales que desarrollan muchas de las responsabilidades más importantes. Esos 4 tips son los siguientes:
Voluntad y convicción: considero que este es el tip más importante de todos. Para ser tutor Prepanet uno tiene que tener la voluntad y la convicción de querer ayudar a la gente. Si alguien se mete de tutor prepanet sin sentir ese deseo de ayudar a la gente, entonces su experiencia como tutor será negativa y no la disfrutará. En cambio, cuando el deseo del tutor es dar apoyo, enseñar y ayudar a que los alumnos se superen, la experiencia se transforma en algo muy enriquecedor para la vida del tutor y para la de los alumnos, se convierte en un servicio social en el que le da gusto participar al tutor. Hay un proverbio que dice “Busca un trabajo que te guste, que te apasione, y nunca tendrás que trabajar” queriendo decir que si lo que haces es lo que te gusta no lo verás como trabajo sino como algo agradable. Lo mismo pasa con los tutores que tienen la convicción de ayudar, se transforma en una experiencia que se disfruta y les aseguro que su función como tutor se vuelve muy sencilla y muy gratificante.
Paciencia: La paciencia es fundamental para poder enseñar cualquier cosa. Hay que recordad que si estamos enseñando es porque nosotros ya lo sabemos hacer, pero la persona a la que enseñamos no lo sabe. Muchas veces, algo que es muy fácil para nosotros para otra persona puede ser muy difícil. Y esto es lo que pasa cuando se es tutor. Al alumno se le tiene que tener paciencia y no podemos esperar que todo lo entienda a la primera. Cuando un tutor no tiene la paciencia necesaria para enseñar, su experiencia como tutor se vuelve negativa ya que los alumnos pueden tardar algunas veces en entender un tema.
Organización: La organización es necesaria para todos los aspectos de la vida. Cuando se es tutor es muy importante que siempre se tenga un itinerario para conectarse a la plataforma, que se tenga una carpeta especial para Prepanet donde se haga una carpeta especial para cada alumno y se vayan guardando sus tareas para futuras consultas o aclaraciones. Otra recomendación es conectarse a la plataforma un ratito por la noche. Por lo general, los alumnos hacen sus tareas por las tarde y por la noche y en ese momento es cuando pueden empezar a surgir las dudas. La revisión de las tareas es muy importante también, yo recomiendo que hagamos un espacio en el día que solamente lo dediquemos a revisar tareas de los alumnos. Yo siempre me conectaba 30-40 minutos en la tarde para ver si había mails y 40 minutos en la noche solamente para revisar tareas. De esta manera evité que se me acumularan y podía darles retroalimentación a los alumnos más rápido.
Empatía y comunicación: Muchas veces los alumnos tiene problemas económicos o familiares, por lo que las actividades y tareas pasan a segundo plano. Nuestra responsabilidad como tutores es tratar de ayudarlos y de motivarlos para se animen a hacer las actividades. Debido a que nuestro principal medio de comunicación es escrito y para lograr que el alumno se sienta cómodo y bien recibido es importante escribir buenos mensajes. Para eso es necesario conocer tus alumnos, como les gusta que los llamen, cuales son sus aficiones, sus hobbies etc. Para poder salirse un poco de la formalidad de la relación tutor-alumno y que nos vean mejor como amigos que los queremos ayudar. De esta manera el alumno se siente con más confianza para preguntar dudas o para contar situaciones en sus vidas que muchas veces dificultan su progreso en el curso. La comunicación “personalizada” (es decir, conocer a tus alumnos y comentar de temas que les agraden después de darles retroalimentación etc.) tiene un impacto muy positivo en ellos.
En conclusión, lo más importante para ser excelente tutor es de verdad querer ser un excelente tutor. Cuando hay voluntad y convicción de hacer las cosas, las demás virtudes se desarrollan solas. Recordemos que ser buenos tutores esta en nosotros y que si de verdad queremos, podremos. Entonces hay que preguntarnos ¿Quiero ser un tutor normal? O ¿O quiero ser un tutor sobresaliente?

Catarino Ortiz
Tutor de Ciencias Sociales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s